sábado, 13 de octubre de 2012

Crean una mosca «inteligente» que sabe contar


Investigadores estadounidenses y canadienses han desarrollado una estirpe de moscas de la fruta que es capaz de contar, al menos hasta cuatro. La investigación, presentada el pasado lunes en el primer Congreso Conjunto de Biología Evolutiva en Ottawa, Canadá, es la primera que intenta mejorar genéticamente las habilidades matemáticas de un animal. Sus resultados respaldan la idea de que los mecanismos neurales que subyacen a las habilidades aritméticas básicas surgieron hace cientos de millones de años. También podría ofrecer una clave para entender por qué algunas personas tienen problemas graves con los números, según publica Nature News.

Los científicos no tienen dudas de que las especies animales más cercanas al hombre tienen una cierta capacidad para contar. Los chimpancés superan con éxito pruebas en las que deben sumar, restar o reconocer fracciones. En pruebas numéricas en las que está en juego la memoria visual, incluso nos superan. Otros estudios también han revelado las habilidades numéricas de especies más distantes, como salamandras, peces o abejas. Estas últimas son capaces de realizar la ruta más corta posible entre las flores incluso si, en un experimento, éstas son cambiadas de orden, un comportamiento que demuestra una mente matemática privilegiada. Pero hasta ahora, nadie había tratado de mejorar genéticamente la capacidad matemática de un animal.

Los genetistas evolutivos Tristan Long, de la Universidad Wilfrid Laurier en Waterloo, Canadá, y William Rice, de la Universidad de California en Santa Bárbara, han tratado de crear un linaje de insectos «inteligente» hasta el punto de saber de números. Durante un período de entrenamiento de 20 minutos, las moscas fueron expuestas al parpadeo de dos, tres o cuatro flashes de luz. El segundo y cuarto destello coincidía con una sacudida vigorosa administrada por un cepillo de dientes eléctrico colocado al lado de la caja que contenía las moscas. Después de un breve descanso, las moscas eran devueltas a la caja y se les mostraba los destellos de luz. A pesar de la aversión por la sacudida sufrida, la mayoría de las moscas no eran capaces de aprender a asociar el estímulo negativo con el número de destellos. Sin embargo, 40 generaciones después, sí que pudieron.

Discalculia humana
Aunque su trabajo todavía es preliminar, los investigadores creen los cambios genéticos están detrás de la capacidad de los insectos para conocer los números. El siguiente paso es ver cómo ha cambiado la neuro-arquitectura de las moscas y conocer cuáles son los genes responsables de su mejorada capacidad de cómputo.

Los neurólogos han especulado durante largo tiempo que la capacidad matemática humana está construida sobre una base innata que es anterior a la lengua y el razonamiento complejo. La discalculia, un trastorno poco conocido que afecta la capacidad de una persona para aprender y realizar operaciones aritméticas básicas, en algunos casos puede estar relacionada con una deficiencia de esta fundación innata. Si es así, dice Long en Nature News, las moscas de la fruta pueden ayudar a descubrir los vínculos genéticos de la enfermedad.

(Publicado por ABC
http://www.abc.es/20120711/ciencia/abci-crean-especie-mosca-inteligente-201207101758.html )

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada